Agradables sorpresas de Javier Montero

La clave del éxito de las nuevas casas de comidas está en los buenos productos de la tierra, una preparación marcada por la creatividad y la capacidad del equipo para sorprender al comensal con renovadas emociones culinarias. Las tres las conoce a la perfección Javier Montero, quien, tras su paso por buenos restaurantes de Santiago y A Coruña —aquí con casa de comidas propia—, volvió a Compostela hace un año con una propuesta que no deja indiferente a nadie. La mejor muestra es que su local, Texturas Galegas, está siempre lleno de gente que acude a tomar unos vinos y degustar algún plato de los fogones de este establecimiento situado en pleno corazón de la almendra compostelana.

Descargar artículo completo en PDF