La atalaya culinaria de Javier Montero

Al mindoniense Javier Montero le gustan los desafíos. El cocinero, que comenzó su formación en el centro compostelano de Lamas de Abade y que lideró buenos restaurantes en Santiago y A Coruña, ha movido ficha en el escenario gastronómico de la capital gallega para situarse al frente de un local que, bajo el nombre de O Tragaluz, nació del viejo A Broa y vive al calor del hotel gastronómico San Miguel. Desde abril del pasado año, Montero ha dado un paso más en su ascendente carrera con el diseño de un proyecto culinario que alimenta cada día a la sombra de un noble edificio en el casco histórico de Santiago.

Descargar artículo completo en PDF