Santiago abre apetitos

La gastronomía compostelana goza de buena salud. Y de cierta estabilidad. Lejos quedaron aquellos años del Fórum Gastronómico en los que el bum era evidente, con propuestas nuevas y numerosas, pero en estos momentos se mantienen un buen puñado de alternativas a las clásicas marisquerías, el churrasco y el pulpo á feira. Y con nombres y apellidos.

Descargar artículo completo en PDF