Una apuesta por las raíces

A fuego lento, como se hacen los mejores platos, se va a ir gestando el nuevo proyecto gastronómico del cocinero Javier Montero al frente del restaurante familiar en Mondoñedo. «O Montero é unha casa xa institucional con 48 anos de historia e iso vámolo respectar, pero con certas innovacións», explica el chef mindoniense, que el sábado se pondrá al frente de los fogones para imprimirle su carácter a la cocina tradicional que aprendió de su madre. «Iremos pouco a pouco introducindo os cambios pero sen perder a esencia de casa de comida tradicional», añade, «non nos vamos a ir a unha cociña moi vangardista, porque senón non encaixaría, pero vai ser diferente, sobre todo na posta en escena e no traballo que se fará coa materia prima».

Fuente: El Progreso